Tiempo de miedo, Teatro La Capilla

Tiempo de miedo, una denuncia de la violencia contra la mujer

Tiempo de Miedo

Tiempo de Miedo

Por: María Teresa Adalid

Link: http://www.cronica.com.mx/notas/2015/883667.html

Tiempo de miedo es una obra que muestra cómo la violencia extrema en contra de la mujer va en aumento y las cifras alarmantes a veces pasan desapercibidas en el contexto de una sociedad mal informada, poco participativa, indiferente  y más interesada en lo inmediato que un futuro en común.

“La mayoría de los crímenes de odio se dan en la familia, en situación de complicidad porque está el agresor y las personas alrededor que se callan y son cómplices con su silencio, comenzando por las mismas mujeres”, dice la dramaturga Gabriela Ynclán.

Por este motivo, Ynclán expone el feminicidio como un grave problema social, que está impune y sucede en todos los estratos sociales del país. En este caso la recreación se lleva a cabo en un pueblo de nombre San Andrés, en donde a causa de la pobreza y falta de oportunidad, muchas niñas son vendidas a cambio de terrenos o dinero en efectivo.

“Son cuatro mujeres: Amanda, Chayo, Esther y Ethelvina, cada una es única y representa a los diferentes tipos de mujeres que hay en el pueblo mexicano”, agrega.

Filogonio es el padrote quien abusa, maltrata y condiciona a las cuatro niñas a obedecer como animales de campo, tiene dinero y por eso se mantiene impune.

“Los hombres no necesariamente tienen que ser violentados en la infancia para violentar a las mujeres. Son sujetos que han crecido en un entorno donde se favorece el machismo y por eso crecen pensando que lo pueden hacer todo, incluido ser dueños de la mujer. A este problema se suma que la mayoría de los crímenes de odio no se castigan, que el mismo estado fomenta esta conducta al no sancionar ni tomar represalias, en esta cotidianeidad se hizo “natural” que un hombre con dinero pueda comprar a un ser humano”, señala.

Amanda puede huir a Estados Unidos, Esther se mantiene  sumisa como esposa legítima, Chayo continúa siendo una amante fogosa, mientras que Ethelvina, la más joven, fue exhibida en público, brutalmente golpeada y luego asesinada.

Veinte años después, Amanda regresa con la intención de purgar sus demonios con Filogonio y en un cruce de caminos se encuentra con Esther y Chayo, este incidente las alienta a recordar el pasado y al pequeño pueblo que continúa siendo un infierno grande plagado de los mismos usos y costumbres, habladurías y rezos que tanto han sofocado a la mujer.

“Mujeres como Chayo participan tanto en la trata de personas como en el secuestro, se hacen cómplices de los hombres por un asunto de sobrevivencia y miedo, no de maldad, así se vuelven agresoras para mantener contento al hombre con quien viven. Es la típica mujer que funge como enganchadora de jovencitas”, indica.

Finalmente Ethelvina aparece nuevamente invocada por los recuerdos de las mujeres. “Todas ellas sienten culpa por el asesinato, pero no quise hacer de esto un melodrama, por eso, para expiar la culpa y que las mujeres comprendieran su participaron en estas circunstancias crueles acudí al realismo mágico para liberarlas y aclarar la historia”, finaliza.

Tiempos de miedo con la dirección de Edna Ochoa, dramaturgia de Gabriela Ynclán, y la participación de Susana Romero, Gloria Obregón, Sylvia Mejía y Gloria Andrade, se presenta todos los miércoles a las 20:00 horas en el Teatro La Capilla, Madrid 13, Col. del Carmen, Coyoacán. Hasta el 11 de marzo.

El arte de las muñecas en tela, libro de Mayra René

La Investigadora Mayra René

Las muñecas, un testimonio de la realidad social: Mayra René

http://www.cronica.com.mx/notas/2013/770016.html

María Teresa Adalid

El libro El arte de las muñecas en tela, de Mayra René, es una revisión de cómo fue evolucionando el arte de hacer muñecas en nuestro país desde la época prehispánica hasta nuestros días.

Pero también, la autora establece correlaciones en este arte para entender su origen con varios países del mundo como Inglaterra, donde en el Museo Británico se encuentra la figura antropomorfa hecha en tela de lino rellena de trapo y papiro del periodo romano (del siglo I al V d.C) original de Egipto, la cual se considera una de las más antiguas.

En entrevista, la investigadora explica que la muñeca es un objeto de arte, único e irrepetible, un testimonio de la realidad social, un pedazo de tela convertido en escultura humana con estilo hiperrealista que se ve amenazado por la producción en serie de la muñeca de plástico y que urge otorgarle un lugar dentro de las bellas artes.

“Propongo dos tipos de muñeca: la artesanal y la artística, todas son arte. En la actualidad se está generando un movimiento importante de creadores mestizos cuyas muñecas no están tan orientadas a la artesanía sino a la parte artística, transmisoras de mensajes justificados para educar, entretener, y generar un deleite visual a simple vista, por este motivo los museos y galerías están abriendo sus puertas para tomarlas en cuenta como arte objeto”.

Dice que la evolución a la muñeca contemporánea ocurre cuando deja la intención del rito religioso, mágico, o lúdico y se tiene la intención de comunicar un mensaje, analizar posturas, dirección de mirada y estados de ánimo.

Agrega que uno de los períodos más importantes es el prehispánico por el hallazgo del “Templo de las siete muñecas”, en Yucatán, realizado por el arqueólogo Edward Wyllys en el siglo XX. “Es una ofrenda con muñecos de barro localizados en la parte central del edificio. En 1982 otro arqueólogo, Víctor Segovia, reconoció un fenómeno de luz solar que ocurre cada 21 de marzo e ilumina cada una de las puertas que tiene el lugar”.

Los árabes y españoles fueron otra influencia que favoreció el mestizaje. “Llegan monjas y frailes que culturizan a los indígenas y les enseñan diferentes formas de bordar y coser; después los refugiados de la Guerra Civil española, que trajo a muchas familias y cuyas hijas venían abrazadas de sus muñecas con otras formas de hechura. La educación mantenía a las mujeres en las tareas del hogar y el bordado, por ello, se perfeccionó la técnica con las muñecas regionales”.

Por otro lado, en Puebla cobró importancia  dentro de la cotidianeidad la elaboración de muñecas como una obra de arte. Las señoras Ábrego en el siglo  XIX utilizaban seda y rostros esculpidos. “Son realizadoras finas, elegantes, perfectas en elaboración y con gran dificultad técnica. Las muñecas se encuentran en el Museo de Antropología de la ciudad de México”.

La investigadora también destaca el arte indígena y la importancia de las muñecas en el teatro, la literatura y la pintura. “Muñecas que terminan en obras de teatro y el teatro de títeres son objetos que dan animación y vida. En pintura Pablo Picasso retrató a Maya, su hija con su muñeca de trapo”.

El motivo principal del libro es documentar la historia y métodos de elaboración porque a la muñeca se le cataloga en el arte o juguete popular y no existe hasta la fecha una línea de investigación contundente.

Por último, Mayra René exhorta a no regatear el costo de las muñecas porque es la principal fuente de ingreso de familias de cultura indígena. “En la Ciudadela, por ejemplo está Patricia Martel, hace muñecas diminutas llamadas quita pena y dedica hasta ocho horas para hacer una falda…”.

El 28 de julio se presentará una versión electrónica del libro en español y en inglés dentro de la Convención de Creadores de Muñecas “All Dolls are Art” en Austin, Texas.

Informes: http://www.mayrarene.blogspot.mx/

 

Misericordia 2, obra de la Compañía Nacional de Teatro

Narran el dolor e impotencia de las víctimas de la violencia en México

Fotografía: María Teresa Adalid

Fotografía: María Teresa Adalid

María Teresa Adalid

http://www.cronica.com.mx/notas/2013/765025.html

La nueva versión de Misericordia 2 narra la historia de siete mujeres que han sufrido la violencia en el país y, al mismo tiempo, es una denuncia por los miles de muertos y desaparecidos que han quedado en la impunidad.
El proyecto de la Compañía Nacional de Teatro realizado en 2012 y presentado en Teatro Casa de la Paz fue dirigido por Daniel Giménez Cacho, en esta ocasión la directora es Emma Dib, quien retoma el texto del dramaturgo Hugo Alfredo Hinojosa, el cual está inspirado en los testimonios de las víctimas de la violencia en México, en los motivos trágicos de Esquilo, Eurípides, Cormac McCarthy, además de un texto del poeta Javier Sicilia.

La CNT hace un esfuerzo válido por tratar de contribuir a la reflexión, la toma de conciencia y la búsqueda del sentido humano a través del teatro. De esta manera se narran escenas dolorosas en un espacio reducido que ubica al espectador sobre el escenario para encarar la historia de siete mujeres. Todas han sido vejadas, abandonadas, sin derecho a enterrar a sus muertos y en algunos casos sin esperanza de hallar las extremidades mutiladas de sus seres queridos.

Ellas visten de rojo, van sangrando, errantes en una caravana que se acompaña de lamentos. Las mujeres no descansan porque las mantiene de pie el recuerdo y el deseo de justicia para sus muertos. Son mujeres valientes, hermanas unidas por el dolor y a la vez frágiles para sucumbir ante una sociedad inmersa en la corrupción.

Durante su camino, se encuentran con historias de derrotas, y ahí, abandonadas, una por una recordará su infortunio, aferrándose al objeto más preciado del ser querido: un portarretratos con la foto del occiso, el labial que prestó una madre a su hija antes de ser secuestrada, hasta el casquillo de bala que arrebató la vida a un joven afuera de la universidad. Las otras, sólo podrán atesorar momentos, instantes y el recuerdo de su esposo, hijo o novio, todos desaparecidos a causa de la violencia, pero sin dejar indicios de su muerte.

Al grito de las mujeres se suman los testimonios provenientes de todo el país con algunas consignas y voces en off que tiñen de rojo a diario los titulares. Mordidas encontradas en cuerpos de niñas, cadáveres apilados como basura, cuerpos acuchillados, órganos reventados, encajuelados, cuerpos degollados y colgados en puentes vehiculares y toda la violencia infrahumana a la que hemos llegado y que degrada al ser humano para convertirlo en bestia.

Las mujeres gritan con rabia, cuestionan las leyes, las instituciones, la justicia, la clase política, la crueldad que impera en el hombre y hasta la existencia de un Dios que permite un mundo de atrocidades. La voz de las mujeres, es la presencia de los muertos, de los que han sido olvidados por su “insignificante existencia”, los relegados en un archivo cerrado, en la negligencia del Ministerio Público, en la miopía y falta de sensibilidad de la clase política y el crimen organizado con sus atrocidades que convulsionan al país.

Misericordia 2 de la Compañía Nacional de Teatro se presenta en el Teatro Julio Jiménez Rueda. Av. de la República 154, Col, Tabacalera, del 28 de junio al 28 de julio y del 17 de agosto al 14 de septiembre. Jueves y viernes 20:00 horas, sábados 19:00 horas y domingos 18:00 horas.

Campaña Nacional por el Derecho a decidir, ciclo cine debate

Campaña Nacional por el Derecho a Decidir

Campaña Nacional por el Derecho a Decidir

http://decidiresunderecho.org/

Campaña Nacional por el Derecho a decidir. Ciclo Cine Debate.

Te invitamos cordialmente el  próximo 5 de agosto 2010 a las 16:30 hrs a la proyección del Filme: 

Si las paredes hablaran
(If These Walls Could Talk)
Dir. Cher y Nancy Savoca / Estados Unidos / 1996 / 93 min.
 

Esta combativa película reúne tres historias sobre la problemática del aborto ambientadas en distintas épocas. En el primer corto, una enfermera solitaria y dolida busca la manera de hacerse un aborto en la conservadora sociedad de los ’50.  En el segundo (ambientado en los ’70), una madre madura que está pensando volver a estudiar se descubre embarazada. Y en el tercero, una chica de los ’90 llega a una clínica abortiva con un cheque de su amante casado y descubre que la cosa no es tan fácil.

Con: Sissy Spacek, Cher, Demi Moore, Catherine Keener y Shirley Knight.

El Ciclo de Cine Debate “Decidir es un Derecho” es una iniciativa de
la Campaña Nacional por el Derecho a Decidir. Este ciclo tiene lugar
el primer jueves de cada mes en la Sala Julio Bracho del Centro Cultural

Universitario con el apoyo de la Filmoteca de la UNAM

Liberan a mujer acusada de aborto

http://www.eluniversal.com.mx/notas/696748.html

Fuente: El universal

GUANAJUATO | Miércoles 21 de julio de 2010

Por: Xóchitl Álvarez Corresponsal | El Universal

Abogados de la Clínica de Interés Público, División de Estudios Jurídicos (CIDE), litigaron el caso de Alma Yareli, quien a los 25 años quedó presa en el penal de San Miguel de Allende

 

Después de pasar tres años en prisión, por haber sufrido un aborto espontáneo, Alma Yareli Salazar Saldaña recobró su libertad, al ser absuelta del delito de homicidio en razón del parentesco, según el Ministerio Público.

Al no acreditar la autoría criminal de Alma Yareli en la perpetración del delito, el magistrado de la Décima Sala Penal Unitaria del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Guanajuato, Miguel Valadez Reyes, revocó la sentencia condenatoria de 27 años y seis meses de prisión, que había sido dictada por el Juez Primero Penal de San Miguel de Allende, en el proceso penal A-265/2007.

“Salió limpia, pues no había delito que perseguir; fue recluida injustamente. Nomás que a ver quién le regresa sus tres años de vida por estar presa en San Miguel de Allende”, comentó Verónica Cruz Sánchez, directora del Centro Las Libres, quien explicó que del año 2000 a la fecha 160 mujeres fueron denunciadas por el delito de aborto en Guanajuato.

Abogados de la Clínica de Interés Público, División de Estudios Jurídicos (CIDE), litigaron el caso de Alma Yareli, quien a los 25 años quedó presa en el penal de San Miguel de Allende.

La inculpada expuso que en octubre de 2007, en el tercer trimestre del embarazo se le vino el producto mientras estaba sola en su casa, perdió el conocimiento, y cuando despertó vio que se trataba de una niña que había muerto. Asustada, envolvió el producto en una sudadera y lo abandonó en la vía pública, explicó Cruz Sánchez.

El proceso penal describe que el 22 de octubre de 2007, “fue encontrada una persona del sexo femenino, al parecer, recién nacida” junto a un carro de tacos en la calle Calvario del centro de la ciudad de San Miguel de Allende.

Declaración procesal

El médico legista Gerardo Mendiola Guerrero, perito de la Procuraduría de Justicia, después de examinar el cuerpo de la bebé en su aspecto externo e interno, concluyó que la muerte fue por “hipotermia”.

En su declaración procesal, Alma Yareli negó el homicidio. Refirió que para noviembre esperaba que naciera su hija, pero de forma imprevista se le vino el producto, perdió el conocimiento y no pudo ayudarla.

La directora del Centro Las Libres condenó el estigma social a las mujeres que tienen un aborto, la crueldad y el aislamiento con el que son tratadas en Guanajuato, y la carga moral de por vida.

Verónica Cruz Sánchez informó que recurrirá ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que atraiga los casos de seis mujeres guanajuatenses que abortaron espontáneamente, pero que fueron condenadas hasta 30 años de prisión por el delito de “homicidio en razón de parentesco”.

Explicó que la liberación de Alma Yareli, tres años después de estar recluida, abre la puerta de la justicia a las seis mujeres que siguen presas.

“Ellas no cometieron ningún delito y les fabricaron la prueba para poder condenarlas; tampoco son responsables del delito de aborto, ni siquiera lo intentaron, fue un accidente”.

Citó a las sentenciadas por sus apellidos: Moreno, de 18 años de edad; Alarcón, de 23 años; Frías, de 35 años; Montoya, de 19 años; Juárez, de 18 años, y Rocha, de 19 años. Todas ellas inocentes y que injustamente están en la prisión por la política de criminalización al sexo femenino por parte del gobierno de Guanajuato, dijo.

Verónica Cruz expresó que los jueces las sentenciaron a la pena máxima de 35 años de prisión y con el recurso de apelación en segunda instancia, la que menor castigo tiene es de 25 años de prisión.

El Centro las Libres documentó con cifras que de 2000 a la fecha 160 mujeres fueron denunciadas por el delito de aborto en Guanajuato, siete de estas condenadas por homicidio y nueve que están pagando una sentencia por aborto.

Cruz Sánchez denunció que “el abuso de poder de quien procura y administra la justicia (Ministerio Público y jueces) llegó a sus límites en Guanajuato, a la exageración, al abuso del derecho penal, querían penalizar a las mujeres por el delito de aborto y terminaron sentenciándolas por homicidio en razón del parentesco”, lo cual agrava la pena