Hamlet o el jardín de las suspicacias ahora en Foro La Gruta

Transforman a Hamlet en joven narco que se debate entre ser o no ser asesino

Hamlet o el jardin de las suspicacias

Hamlet o el jardin de las suspicacias

Por: María Teresa Adalid

http://www.cronica.com.mx/notas/2014/815592.html

Hamlet o el jardín de las suspicacias es una adaptación que retoma el argumento de la obra de Shakespeare para mostrar la desintegración y violencia en una familia de narcos de México, que al final sucumbe ante esa misma violencia generalizada.
“La razón del proyecto fue encontrar coincidencias entre el Hamlet de William Shakespeare y la vida de los sicarios en el país, además de los motivos de ambos para buscar la confrontación. Generalmente son los mismos problemas: la vida, el poder y las mujeres”, dice Carlos Valencia, autor e intérprete del montaje.

A diferencia del texto original, que ocurre en Dinamarca medieval, donde gobierna la familia real en un castillo rodeado de intrigas y fantasmas, en esta versión, todo ocurre en el norte de México. Tierra sin nombre, impune, resultado de la guerra entre sicarios y narcotraficantes. El joven Hamlet es el hijo de un capo que presiente su muerte, por este motivo, le deja un mensaje telefónico que anuncia una conspiración familiar.

“Queremos mostrar un entorno cruel, difícil y el infierno al que se enfrenta el joven sicario que no está realmente convencido para dedicarse a matar”, apunta el actor.

A partir de la muerte de su padre, Hamlet consumido por la suspicacia y hostilidad de su medio: balazos, traición, deudas que se pagan con sangre y hasta mujeres que son ofrecidas en bolsas de plástico, trastornan al joven que incrementa la violencia hasta perder la empatía y respeto por la humanidad.

“En este momento viene la pregunta fundamental: ser o no ser un asesino. Hamlet se debate en un proceso doloroso y presenciamos los cuestionamientos acerca de la vida, la ética y la moral antes de accionar el gatillo”.

Así, el joven destruido como ser humano  derrama sangre de su propia familia y en esta desvalorización, sus sentimientos también son deformados, confunde a su madre Gertrudis con Ofelia.

“En Shakespeare reconocemos el profundo amor de Hamlet hacia su madre, aquí lo dirigimos hacia una relación incestuosa, sexual, repleta de pasión y extremo, no es tan clara como lo plantea Sófocles en Edipo, pero sí existe la presencia materna que juega y alterna con el rol de Ofelia”.

La propuesta utiliza títeres, marcos y diversos ornamentos en un espacio íntimo, tipo pasarela que deja descubierto al espectador.

“Queremos que sea un espejo donde el espectador no tiene distractores ni puede escaparse, pues se encuentra con la mirada de otro espectador justo de frente. El espacio es propicio para generar intimidad y para que se perciban todos los recursos que utilizamos en el teatro, asimismo la cercanía permite que el espectador se confronte con el gesto y el trabajo físico que realizamos”.

Valencia apunta que traer un clásico a la cotidianidad hace reflexionar al espectador porque se identifica y apropia del texto. “Me gusta que el espectador venga y no vea sólo a Dinamarca o a México sino temas universales como el poder y los cuestionamientos morales que son parte inherente al ser humano, hoy más que nunca vemos a muchos Hamlets perdidos que se debaten en la situación de ser o no unos asesinos ”.

Hamlet o el jardín de las suspicacias, con Carlos Valencia y Margarita Lozano, se presenta hasta el 29 de abril en el Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico, Avenida Revolución 1500, col. Guadalupe Inn. Martes 20:30 horas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s