Carlos Marx, Teatro Helenico

Teatro Helenico

Por: María Teresa Adalid

http://www.cronica.com.mx/notas/2014/814114.html

Incómodo, peleonero, revoltoso, pero nunca ignorado por ser el hombre que cambió la visión de los sistemas políticos y económicos del mundo a través de su pensamiento filosófico, así se conoce mundialmente a Carlos Marx, quien regresa del más allá para reivindicar su nombre en la propuesta teatral: ¿Valdrá la pena hablar de Marx?, de Howard Zinn.
Una mirada profunda a la vida íntima del filósofo  y recuperar su pensamiento consecuencia a la necesidad de comprender el impacto fascinante y confuso que provocan sus escritos: El Capital y Manifiesto del Partido Comunista -en coautoría con Federico Engels-, además de sus ideas aplicadas a su historia personal. Pero también está la exposición de un lado íntimo y familiar, historias de juventud, romances, la desgarradora miseria que arrebató a sus hijos, su vida en el barrio de Soho, el exilio y las grandes juergas en París.

A este planteamiento se suma la dinámica de emular un set de televisión que tiene un invitado especial para cada función: profesores, economistas, investigadores, filósofos, artistas, etcétera. Personalidades a las que se pone en jaque con preguntas relacionadas con el capitalismo, comunismo y consumismo, además de abordar temas actuales como la libertad de prensa, la juventud, la soberanía nacional y vivir fuera del estado.

En este tenor, Adalberto Rosseti es el conductor del programa y alterna su participación contextualizando lo que sucede tanto en la charla como en la escena con la presencia del militante comunista.

“Marx no tenía la preocupación de quién lo interpretara porque él estaba tratando de apoyar. Dedicó su vida e intelecto para aportar un análisis de lo que pasa en el mundo, por eso no se necesita ser un comunista para hablar de Marx. La lucha de clases y el término proletariado tampoco son obsoletos, ni viejos, es como decir que Platón ya pasó de moda. Lo que plantea son ideas y formas de análisis que no son obsoletas o viejas por una cuestión de temporalidad porque el fenómeno existe”, comenta el profesor invitado de la UNAM, David Lozano, coordinador del Centro de Análisis Multidisciplinario.

En este contexto aparece Marx (Alonso Gálvez), quiere que la gente comprenda y no sólo interprete sus ideas. Es un hombre cargado de pasión que va más allá de un color rojo, gusta del sarcasmo, la vida familiar al lado de su esposa Jenny, la mujer que lo impulsó a comprometerse con la causa de los trabajadores en Londres.

No sólo se queda en un discurso del pasado, resuelve las dudas de sus ideas vertidas en la contemporaneidad. El pensador se refiere a todas las imágenes bellas y aspiracionales que nos saturan en la cotidianeidad, es crítico con los libros de superación personal, incisivo acerca de las guerras para solucionar las crisis económicas, determinante al hablar de la lucha de fronteras y, finalmente reconoce que el capitalismo ha sido ingenioso para sobrevivir en la historia.

El comunismo por el que luchó Marx no es el que tomó el poder en Rusia, apunta un diálogo del actor y refiere al pretexto de llevar estas ideas al extremo. Así, Marx permanece fundamental en la reflexión universal, en la conciencia del sujeto y como figura de inspiración.

¿Valdrá la pena hablar de Marx?, con la dirección de Adalberto Rosetti, se presenta los miércoles a las 20:30 horas en el Teatro Helénico, Av. Revolución 1500, col. Guadalupe Inn.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s