Cielos, Teatro Benito Juárez

La sangre de las promesas

Cielos, un grito de rabia ante la resignación y desesperanza

http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=672704

María Teresa Adalid

Cielos, de Wajdi Mouawad, es una indagación en el aquí y ahora que se traduce en un grito de rabia de toda una generación de jóvenes que confrontan su entorno y son capaces hasta de asesinar a sus padres, porque la resignación y tristeza le han quitado las esperanzas en el mañana, dice el director Hugo Arrevillaga.

“El grito de rabia no es algo que escuchemos, es una metáfora, los actores lo desarrollan en su interior para llevarlo a escena. Es un llanto desarticulado lo que se deja escuchar en los últimos instantes de la obra y queremos generar ese grito emocional en los espectadores”.

Mouawad escribió Cielos en 2009 y mandó el texto al joven director. Es la última parte de la tetralogía La sangre de las promesas que también la integran: Litoral, Incendios y Bosques.

Esta tetralogía está inspirada en las grandes tragedias griegas y en la experiencia del autor franco-libanés frente a los horrores de la guerra civil en Líbano, que destaca por su fuerza lírica y retrata las dudas, certezas, fracasos y la crudeza del ser humano. Toca temas como el incesto, la familia, los orígenes, la amistad, crímenes raciales, religiosos y de género que llevan al espectador a reflexionar acerca de su lugar en el mundo.

En cuanto a Cielos, la inspiración partió de unas pistas encontradas en la pintura renacentista La Anunciación de Tintoretto, los conflictos militares del siglo pasado, las teorías de conspiración y el terrorismo actual que se mezcla con extrañas coincidencias. La obra mezcla hechos reales con ficticios.

“Cielos es un epílogo, el autor ya no plantea la necesidad  de indagar en las raíces y memoria como en Litoral y Bosques, aquí nos situamos en el aquí y ahora, sobre todo en un momento como el actual donde resulta fundamental revisar el contexto histórico, personal, comunitario y de una nueva generación. No es una conclusión. Tanto Mouawad como Shakespeare son autores que no plantean respuestas sino preguntas para abrir y tomar otros caminos de reflexión. Cielos es como la física cuántica, hay muchas historias y personajes ocurriendo al mismo tiempo, y te preguntas, cuál de ellas lleva la verdad implícita”.

Agrega que la obra fue pensada desde el contexto escenográfico para que los espectadores se integren al cuerpo mismo de la representación y que unos de los personajes principales, Charlie Eliot Johns es quien enlaza las historias anteriores y vive toda la frustración, tristeza, resignación y dolor.

“Entre otros rompimientos a la estructura dramática, Mouawad pide que se utilicen medios como el video y la sonorización específica para crear atmósferas en solitario dentro de este universo, es algo que no habíamos experimentado anteriormente”.

En cuanto a su aprendizaje, menciona que sigue trabajando en depurar un lenguaje escénico que permita al actor desenvolverse de manera libre, profunda y emotiva.

La tetralogía completa se podrá apreciar en el Teatro Benito Juárez: Litoral, todos los martes hasta el 31 de julio a las 20:00 horas,Bosques, los miércoles a las 19:00hrs hasta el 1 de agosto Incendios, del 5 julio al 2 de agosto, jueves a las 20:00 horas ã Cielos, del 21 de julio al 5 agosto los viernes a las 20:00 sábados 19:00 horas y domingos 18:00 horas
Además, se reestrenará Pacamambo, obra del mismo autor para niños y que estará del 7 de julio al 5 de agosto, sábados y domingos a las 13:00 horas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s