Grandes hombres vemos… perversiones no sabemos, Teatro Coyoacán

Darwin y Freud

Darwin y Freud

El psicoanálisis de Freud busca revelar el pasado de Darwin

Periódico Crónica, Domingo 14 de agosto, 2011

Link: http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=598466

María Teresa Adalid

 

Sigmund Freud y Charles Darwin fueron importantes personajes de la historia cuyas teorías controversiales revolucionaron el curso de la humanidad y hoy vemos que siguen generando conocimiento, reflexión y cuestionamiento”, señala Al Castillo que interpreta a Darwin en la obra Grandes hombres vemos… perversiones no sabemos del dramaturgo Marcos Lifshitz.

“En ambos personajes vemos la virtud de atreverse a romper con lo establecido a pesar de que en su momento, las teorías acerca de la evolución y el psicoanálisis fueron rechazadas”, añade.

Sobre este punto, señala que como una referencia a la locura y una estrategia por parte del director Octavio Salazar para mezclar la ciencia con elementos cómicos, la obra se sitúa en un nosocomio.
“La locura es subjetiva y te da la oportunidad de decir un texto en otro tipo de interpretación, eso le quita lo denso a la obra y enriquece el argumento. Por otra parte no es una obra que se monta a partir de crear situaciones chuscas para agradar a la gente”, precisa.

ARGUMENTO. De esta manera, el padre del psicoanálisis está recluido en un cuarto con Darwin y recurre a la hipnosis para revelar el pasado oculto del naturalista inglés. Por eso, lo enfrenta con la pérdida de su madre, el carácter estricto de su padre, la religión, las lecciones de materia médica con el Dr. Duncan y la sexualidad en su  infancia. “Bajamos del pedestal a las grandes figuras y los hacemos más humanos. Se les puede cuestionar, tienen dudas, coraje, dolor, risas, así el público se identifica fácilmente con las situaciones que se presentan”,  comenta Ramón Sámano que da vida a Freud.

A pesar de no estar en la misma época, otros personajes como Sor Juana Inés de la Cruz, Albert Einstein, Galileo Galilei, Ludwig van Beethoven aparecen como evocaciones que sirven para contraponer y complementar  el diálogo entre los amigos.  “Lo más controversial es la sexualidad como base de sus teorías. Cada quien en su ramo lo asumen como parte de la naturaleza del ser vivo. Es justo ahí, cuando los seres humanos comenzamos a retorcer la sexualidad hasta convertirlo en tabú, esto genera discriminación religiosa y homofóbica. Los seres humanos no hemos sido capaces de entendernos y aceptarnos como sociedad, preferimos manipular y enmascarar una serie las cosas con tal de mantener una línea divisoria entre unos y otros”, coinciden los actores.

Respecto al papel que les toca desempeñar, Al Castillo resalta el talento de observación e interés por descubrir las especies de Darwin, además de su iniciativa en dejar una vida holgada por  examinar especies en la selva durante años; por su parte, Ramón admira la tenacidad, experimentos e hipótesis de Freud.

Los actores comentan que a pesar de tantos inventos, teorías, filosofías y desarrollo, el género humano parece seguir sin entender su entorno. “Hemos tenido avances tecnológicos pero como seres humanos seguimos cometiendo muchos errores, entre guerras, no aprendemos de las vivencias que ha tenido la sociedad y humanidad a través de muchísimos milenios, nuestros problemas son cíclicos”.

Grandes hombres vemos… perversiones no sabemos se presenta los viernes a las 20:30 horas, en el Teatro Coyoacán, Héroes del 47 No. 122

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s