Bosques, Teatro Benito Juárez

Bosques, un rabioso viaje por la memoria y el dolor humano

Periódico Crónica, Domingo 19 de junio 2011

Link: http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=586443

La búsqueda de la identidad, el odio entre pueblos, la infancia destrozada y
el enigma de la existencia conforman el eje temático de Bosques, del autor Wajdi Mouawad, cuyo lenguaje poético y de gran potencial dramático indaga en los pensamientos más íntimos del ser humano.

La obra forma parte de la tetralogía  “La sangre de las promesas” integrada por Litoral, Incendios, Bosques y Cielos, las cuales no es necesario conocer antes para comprender la trama.

“Bosques trata acerca de la búsqueda rabiosa y profunda hacia
nuestras raíces. Es la historia de Lobo y de seis mujeres que se enfrentan a la
incoherencia de su propia existencia ante promesas no cumplidas de generación en generación”, comenta Hugo Arrevillaga director del montaje.

Lobo es una adolescente de 18 años que al perder a su madre (Amada) a causa de una extraña enfermedad decide emprender una búsqueda en sus orígenes a partir de preguntarse: ¿qué es lo que me está destrozando la existencia?, ¿qué tengo que encontrar para saber quién soy? “Lobo busca respuestas para entender por qué su madre la abandonó tanto tiempo”.

En este sentido, Amada fue diagnosticada con cáncer durante el embarazo y con un extraño fenómeno, pues descubren un hueso insertado en medio de su cerebro que resulta ser, por alguna razón extraordinaria y milagrosa, un fragmento de la mandíbula superior de una mujer no identificada que murió en los campos de concentración en Dachau.

Ante este suceso milagroso, Lobo se une a Douglas Dupontel, un paleontólogo que trata de terminar un trabajo inconcluso de su padre. Juntos viajan a Europa para articular la historia de su identidad. “Es la búsqueda de la esperanza y la identidad, la cual se plantea como parte fundamental de nuestra existencia porque las respuestas están en la memoria”, dice el director.

Lobo descubre que sus antepasados viajaron de continente en continente, entre guerras, amor y traiciones. “La historia abarca los sucesos más sangrientos de la humanidad como la guerra Franco-Prusiana en 1870; la masacre de Montreal en 1989, donde 14 mujeres murieron por el hecho de ser mujer en las aulas del Politécnico de Montreal; la tragedia de las víctimas de las  primera y segunda guerras mundiales; y las vivencias de los prisioneros del primer campo de concentración nazi, en Dachau, Alemania”, agrega.

En este contexto indica que la guerra que se expone resulta atroz porque se gesta en el infierno del núcleo familiar, con antepasados que al querer huir del odio y violencia entregaron su vida a una gran tragedia y condenaron por sus actos a sus descendientes. “La violencia que se vive es tan absurda que avasalla toda lógica. La guerra es con tu propia sangre, es algo similar a lo que sucede en México, que nos estamos matando entre nosotros”.

Arrevillaga señala que la intención de Mouawad al exponer la terrible violencia que ha vivido la humanidad es para que el espectador reflexione acerca de su aporte al mundo, además de no olvidar a todas aquellas personas que perecieron a causa del odio. “No es sólo una necesidad de alertar a la sociedad contemporánea, se trata de reflexionar en qué estamos inmersos y qué no estamos haciendo para plantear un punto de quiebre con la violencia”.

Bosques, con la compañía Tapioca Inn, se presenta hasta el 31 de julio en el
Teatro Benito Juárez  Viernes y sábados 19:00 horas, domingos 18:00 horas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s